La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Conservamos y repoblamos



14/12/2017

Se convoca OJEO DE PERDICES para el Domingo 17 de Diciembre de 2017.

Ir a la nota informativa 

 

14/12/2017

Se convoca CACERÍA DE LIEBRES CON GALGOS para el Domingo 17 de Diciembre de 2017.

Ir a la nota informativa 

 

Ver el Tablón de Anuncios completo

 

Nuestra misión y objetivos.

 

“El auténtico conservacionista es alguien que sabe que el mundo no es una
herencia de sus padres, sino un préstamo de sus hijos.” 

John James Audubon (1785-1851), ornitólogo y naturalista estadounidense.

 

La caza y la pesca continental constituyen en Andalucía un significativo campo de actividad de dimensión social, deportiva, cultural, ecológica y económica, movilizando a un amplio colectivo que cuenta con organizaciones deportivas asentadas territorialmente. Tanto la caza como la pesca continental son, por otra parte, ejemplos clásicos de actividades deportivas que se desarrollan en el medio natural permitiendo un uso compatible de los recursos naturales y asegurando pautas de desarrollo sostenible en el medio rural.

Ancestralmente constituyen aprovechamientos tradicionales de los recursos naturales que, al cabo del tiempo, se han ido concretando en un acervo cultural que se traduce en unas reglas de “juego limpio”  que permiten, mediante el concurso de las vedas y el control público, la propia reproducción de la fauna cinegética y piscícola, al mismo tiempo que generan recursos económicos de considerable importancia para muchas zonas rurales de Andalucía.

 

La nueva filosofía medioambiental y de gestión de los recursos naturales que se viene definiendo y aplicando a nivel comparado trata de integrar y unificar en torno a objetivos bien definidos los distintos mecanismos de conservación y aprovechamiento de recursos. En este sentido, la figura del cazador y del pescador representa, como grandes conocedores del medio natural, un elemento significativo en la adecuada gestión del aprovechamiento sostenible de los recursos naturales contribuyendo a su conservación y protección.

En consecuencia, resulta necesario enfrentar la regulación de todas estas materias mediante un único texto legal de carácter sistemático y globalizador que, al mismo tiempo que opere en clave de refundición de materias que cuentan con una tradición socio - jurídica asentada, especialmente en el ámbito de la caza y la pesca continental, permita crear un marco jurídico innovador capaz de armonizar el criterio general de conservación de la naturaleza y de pleno respeto a la biodiversidad, con la existencia controlada de usos y aprovechamientos compatibles que deben contribuir  a  asegurar un desarrollo sostenible en numerosas zonas rurales de Andalucía.

Para conseguir este objetivo se promoverá una cultura social de manejo racional de los recursos naturales renovables.

 

Naturalmente el desarrollo sostenible de la actividad cinegética implica un uso correcto y ponderado de los recursos naturales mediante mecanismos de gestión que deben ser aplicados eficientemente a los cotos de caza según sus superficies, características naturales y carga cinegética. De ahí la necesidad de introducir instrumentos de evaluación de la calidad cinegética con el objetivo de asegurar que el manejo de las poblaciones y de los recursos naturales se adecue efectivamente a las exigencias de sostenibilidad y a la defensa de los bienes jurídicos que deben ser conservados y protegidos mediante la presente Ley. Pues parece evidente, en términos generales, que el concepto de la “calidad” en la gestión se está convirtiendo en uno de los fundamentales puntos de encuentro entre el sector privado y el sector público.

Fuente "BOE - LEY 8/2003,  de 28  de octubre, de la flora y la fauna silvestres.